ayuno intermientente
Dieta Cetogénica

Cuáles son los beneficios del ayuno intermitente?

¿Cuáles son los beneficios del ayuno intermitente?

  1. Pérdida de peso
  2. Reducción del riesgo de diabetes tipo 2
  3. Mejorías en la salud cardíaca
  4. Mejorías en la salud mental
  5. Reducción del riesgo de cáncer
  6. Conclusiones

Se denomina ayuno intermitente a un ciclo de ingesta de alimentos que incluye períodos de ayuno de entre 12 y 36 horas. Muchos defensores del ayuno intermitente dicen haber logrado un mejor control sobre su propio peso. Hoy en día, muchos científicos estudian los efectos del ayuno intermitente en animales. Los resultados sugieren que muchos de los beneficios observados en este tipo de dieta pueden producirse también en humanos.

Las investigaciones relacionan el ayuno intermitente con beneficios como:

  • La pérdida de peso
  • Una mejoría general de la salud
  • Una reducción en el riesgo de aparición de enfermedades crónicas
  • Una mejoría en la salud cerebral

Este artículo se concentrará en los cinco beneficios potenciales más importantes del ayuno intermitente, así como en las investigaciones que los sustentan.

1. Pérdida de peso

perder peso

Las investigaciones han revelado que el ayuno intermitente puede ayudar a perder peso y a mantenerlo bajo control.

Nuevo libro de Katey Lyon: Aprenda a hacer el ayuno intermitente!!!

El ayuno intermitente puede acelerar la pérdida de peso mediante la reducción de los niveles de insulina. El cuerpo humano transforma los carbohidratos en glucosa, una molécula que puede ser utilizada por las células como fuente de energía o, también, convertida en grasa y almacenada para ser usada posteriormente. La insulina, en cambio, es la hormona que le permite a las células captar la glucosa.

Los niveles de insulina disminuyen cuando una persona no está consumiendo alimentos. Durante el período de ayuno, es posible que los niveles reducidos de insulina hagan que las células liberen la glucosa que contienen para que pueda ser utilizada como fuente de energía.

La repetición regular de este proceso —que  es lo que sucede en el caso del ayuno intermitente— puede conducir a la pérdida de peso.

El ayuno intermitente también puede conducir a la ingesta de una menor cantidad total de  calorías, lo que también contribuye a la pérdida de peso.

¿Qué dicen los estudios?

Un estudio sistemático realizado en 2015 —reflejado  en la publicación Molecular and Cellular Endocrinology— relevó información de 40 estudios diferentes sobre el ayuno intermitente. Los investigadores llegaron a la conclusión de que este método es efectivo para la reducción del peso corporal.

Una prueba del 2017 comparó el impacto sobre la reducción de peso del ayuno intermitente con el de una dieta típica de reducción de calorías durante un período de un año. Ambos tipos de dieta resultaron ser similarmente efectivos en la pérdida de peso. No obstante, no se observaron diferencias significativas entre los dos grupos a la hora de comparar otros factores como presión arterial o ritmo cardíaco.

Los estudios más recientes sugieren que el ayuno intermitente puede ser una estrategia muy efectiva para controlar el peso. Si bien es poco probable que sus beneficios sean mayores que los de una dieta típica de restricción de calorías, este método puede ser más fácil para algunas personas.

2. Reducción del riesgo de diabetes tipo 2

diabetes

El ayuno intermitente también puede tener beneficios en la prevención de la diabetes, ya que puede ayudar a perder peso y, potencialmente, influir sobre otros factores vinculados al aumento del riesgo de aparición de esta enfermedad. Tener sobrepeso u obesidad es uno de los principales factores de riesgo en el desarrollo de la diabetes tipo 2.

¿Qué dicen los estudios?

Actualmente, es necesario realizar más estudios para determinar los efectos del ayuno intermitente en la prevención de la aparición de la diabetes tipo 2.

Un estudio publicado en la revista científica Translational Research en 2014 examinó la evidencia que sugería que el ayuno intermitente era capaz de reducir la glucosa en sangre y los niveles de insulina en individuos en riesgo de desarrollar diabetes. Los autores llegaron a la conclusión de que el ayuno intermitente –así como el ayuno día por medio— es un método promisorio, tanto para la reducción de peso como para la disminución del riesgo de diabetes. Sin embargo, también concluyeron que es necesario realizar más estudios al respecto.

Estos investigadores descubrieron que, entre los adultos con sobrepeso u obesidad, podía observarse una disminución en varios indicadores de diabetes (como, por ejemplo, la sensibilidad a la insulina).

Por lo tanto, estos expertos sugieren que el ayuno intermitente podría reducir el riesgo de aparición de diabetes tipo 2 en ese grupo de individuos.

No obstante, un estudio realizado con roedores –y publicado en 2018 en Endocrine Abstracts– sugiere que el ayuno intermitente podría, por el contrario, aumentar el riesgo de diabetes. Este estudio analizó los efectos del ayuno intermitente en un grupo de ratas durante un período de tres meses.

Si bien las ratas redujeron tanto su peso como su ingesta total de calorías, también es cierto que sufrieron un aumento del tejido adiposo abdominal, una reducción de la masa muscular y manifestaron signos de un uso fisiológico inadecuado de la insulina. Todos estos son factores de riesgo para el desarrollo de la diabetes tipo 2.

Es necesario que los  científicos repliquen estos resultados en otros estudios para reforzar estas conclusiones, así como es necesario realizar estudios para descubrir si los efectos de esta dieta en roedores se producen también en humanos.

3. Mejorías en la salud cardíaca

salud cardiovascular

Los investigadores también han descubierto que el ayuno intermitente puede mejorar ciertos aspectos de la salud cardiovascular.

¿Qué dicen los estudios?

Un estudio de 2016 revela que el ayuno intermitente puede conducir a una disminución de la presión sanguínea, el ritmo cardíaco, el colesterol y los triglicéridos, tanto en animales como en humanos. Los triglicéridos son un tipo de molécula grasa presente en la sangre y vinculada al desarrollo de varias enfermedades cardíacas.

4. Mejorías en la salud mental

salud mental

Los estudios en ratones han revelado que el ayuno intermitente puede mejorar la salud general del cerebro.

¿Qué dicen los estudios?

El ayuno intermitente puede beneficiar al cerebro previniendo su inflamación. Un estudio ha descubierto que los ratones sometidos a una dieta de ayuno intermitente aprenden más rápidamente y tienen mejor memoria que los ratones con acceso ilimitado a la comida.

Otras investigaciones en animales sugieren que el ayuno intermitente podría inhibir la inflamación cerebral, que está relacionada con un gran número de problemas neurológicos.

Otros estudios en animales revelan que el ayuno intermitente puede reducir el riesgo de trastornos neurológicos, incluyendo el Alzheimer, el Parkinson y los accidentes cerebrovasculares.

Es necesario realizar más estudios para saber si estos efectos observados en animales también se producen en humanos.

5. Reducción del riesgo de cáncer

reduccion de cancer

Los estudios en animales sugieren que el ayuno intermitente puede reducir el riesgo de varios tipos de cáncer.

¿Qué dicen los estudios?

Una serie de estudios recientes, realizados en animales, indican que una dieta restrictiva –como el ayuno intermitente– puede retrasar la aparición de tumores. Sin embargo, ningún estudio ha demostrado aún una relación directa entre el ayuno intermitente y la aparición del cáncer en humanos.

La obesidad es un factor de riesgo para muchos tipos de cáncer, por lo que la pérdida de peso ocasionada por el ayuno intermitente podría conducir a esa disminución en el riesgo de aparición del cáncer que algunos estudios parecen sugerir.

El ayuno intermitente también afecta positivamente otros factores biológicos relacionados con el riesgo de cáncer, como los niveles de insulina en sangre y la inflamación.

Algunos indicadores sugieren que el ayuno intermitente podría reducir el riesgo de cáncer. Sin embargo, es necesario realizar más estudios para confirmar esta hipótesis.

Conclusiones

Las investigaciones sugieren que el ayuno intermitente puede tener una gran variedad de beneficios para la salud. Por ejemplo, el ayuno intermitente podría reducir el riesgo de desarrollar diabetes tipo 2, así como también varias enfermedades cardíacas.

Los estudios realizados en animales también sugieren que el ayuno intermitente podría producir beneficios para la salud al reducir el riesgo de aparición de cáncer y de varios trastornos neurológicos.

El trabajo de investigación sobre los beneficios del ayuno intermitente todavía no ha producido resultados concluyentes. De hecho, un artículo publicado en 2015 en el American Journal of Clinical Nutrition explica que serán necesarios muchos más estudios para que los médicos puedan recomendar el ayuno intermitente como alternativa para sus pacientes.

En particular, es necesario realizar investigaciones que se concentren en estudiar si los efectos observados en animales también se producen en humanos.

No existe evidencia sustancial y concluyente para respaldar muchos de los supuestos beneficios del ayuno intermitente, pero las investigaciones sí demuestran que este tipo de dieta puede ayudar en la pérdida de peso.

Por lo general, los estudios sugieren que el ayuno intermitente es tan efectivo para perder peso y reducir la grasa corporal como las dietas tradicionales de restricción de calorías. De hecho, incluso podría ser más fácil para las personas seguir una dieta de ayuno intermitente que una dieta tradicional, como la de reducción calórica.

Aprenda a hacer el ayuno intermitente!!!

ayuno intermietente

 

 

Fuente:  medicalnewstoday.com/articles/323605.php

Valoraciones
[Total: 2 Promedio: 4]

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *